Announcements banner

Cómo hablar con sus hijos: Cuando ocurre una tragedia

Es posible que su hijo tenga muchas preguntas en cuanto al motivo de esta tragedia. El Departamento de Apoyo al Aprendizaje y la Asociación Americana de Consejeros Escolares ofrecen a los padres consejos para hablar con sus hijos sobre esta tragedia.

 

¿Qué pueden hacer los padres?

Asegurarles a sus hijos que tanto ellos como ustedes están a salvo al hacer lo siguiente:

  • Escuchar.
  • Continuar con las rutinas establecidas.
  • Apagar la televisión o dejar que su hijo vea solamente programas que no estén cubriendo el incidente. (Los adolescentes tal vez necesiten ver, porque como los adultos, quieren saber. Limite el tiempo a no más de media hora y asegúrese de hablar sobre lo que vieron y escucharon haciendo preguntas y poniendo atención a sus repuestas y opiniones).
  • No criticar comportamientos regresivos, como su necesidad de comer algo reconfortante. Deje que su hijo esté triste o sienta temor. Asegúrele que usted estará con él para cuidarlo. Explíquele que la tristeza, dolor o miedo que esté sintiendo ahora, con el tiempo, cambiará.
  • Animar a su hijo a ejercer el sentido de control en los próximos días, permitiéndole tomar decisiones sobre lo que quiere comer y cómo quiere vestirse.
  • Pasar tiempo juntos. Esto significa juntos, no usted en un lado de la casa mientras su hijo está en otro.
  • Animar a su hijo a participar en actividades físicas o de otro tipo que le ayuden a sentirse mejor.
  • Explicarle a su hijo que es normal sentirse triste o preocupado, pero la escula y la policía están trabajando arduamente para que todos estemos seguros.
  • Cuando sea necesario, ayudarle a su hijo a distinguir entre los hechos y la ficción. La ficción tiende a aumentar nuestras ansiedades.
  • No especular ni exagerar.

 

Puesto que las investigaciones han mostrado que los estudiantes de primaria no tienen la edad para procesar eventos trágicos como balaceras y otros incidentes violentos, es mejor limitar el tiempo que pasan escuchando los medios de comunicación.

 

Por favor, tenga cuidado al hablar del tema y le aconsejamos no mencionar lo que dicen las noticias frente a ellos.

 

Tenga cuidado al hablar frente a ellos y asegúreles e insístales que hay muchos adultos en su escuela que se preocupan por ellos y que trabajan mucho para mantenerlos a salvo.

 

Puntos que hay que recordar

Es esencial que las personas que cuidan a niños traten de seguir el horario diario del niño tan de cerca como se pueda. Los niños se agitan fácilmente cuando no saben qué esperar. Si hay un cambio en su rutina, dígales antes de que suceda si es posible. Comunicarse con los niños les ayuda a restaurar la confianza que tienen en usted como la persona que los cuida.

Los niños muestran su aflicción de manera intermitente. Su duelo es similar a una pelota de ping pong; nunca se sabe a dónde se dirige. Por eso, siga el ejemplo de los niños. Permítales que le digan su historia, con sus propias palabras, de manera mágica o seria, ¡déjelos que guíen!

Es importante encontrar la manera de ayudar a un niño que está preocupado a sentirse seguro. Una manera de hacer esto es formular planes de seguridad en la casa en caso de que sea necesario buscar ayuda o asistencia. Parte del proceso de aliviar el miedo debe incluir ayudar al niño a sentirse capaz no solo en términos de los recursos internos, sino también maneras prácticas de tratar los problemas.

Pídale a su hijo que ponga la mano sobre una hoja de papel de 8 1/2" x 11" y abra los dedos. Luego, dígale que trace la mano. En los dedos de la mano trazada pídale que escriba los nombres y números de teléfono de las personas a quienes les puede llamar para pedir ayuda si la necesita.

En otra hoja de papel ayude a su hijo hacer un plan de seguridad; pídale que escriba todas las cosas que puede hacer para sentirse seguro y contento.

Esta actividad puede ser creativa y a muchos niños les gusta colorear las imágenes. Los niños más pequeños tal vez necesiten ayuda para recordar números de teléfono, pero trate de ayudarles a escribir en los dedos de la mano los nombres y número de teléfono de todas las personas que puedan. También podría ayudar a su hijo a formular un "plan de seguridad para la casa", por ejemplo, correr a la casa de un vecino o marcar el 911.

Los consejeros de AISD, profesionales del sistema de estudios de niños y el equipo de respuesta a crisis del distrito, formado por trabajadores sociales y consejeros con licencia, han sido capacitados y preparados para brindar apoyo a los estudiantes durante el día escolar.

Si tiene preguntas o inquietudes, por favor comuníquese con la escuela de su hijo o con el Departamento de Servicios de Apoyo al Aprendizaje de AISD al 414-9921.

------------------------------------------------------------------------------------

Para más información y consejos, por favor visite: